×

/

Think Orange

El internet, la tecnología, y la industria inmobiliaria

03 / 05 / 2017 — Guillermo Llaguno

Un tema recurrente en las noticias y las pláticas casuales es el papel que juega la tecnología en nuestras vidas. Desde teléfonos, aplicaciones, sistemas de control en el hogar hasta autos inteligentes y sistemas de salud.

Toda esta tecnología, aunque sin la publicidad de otras ramas de consumo masificado, también abarca en su rango de influencia a una de las industrias que más generan al PIB del país: los bienes raíces.

Sus aplicaciones son tan amplias y a la vez tan específicas que resultaría abrumador cubrirlas por completo. Así que en este artículo nos enfocaremos en aquellas que las desarrolladoras utilizan para mejorar sus prácticas y en las que ayudan de forma innovadora a mejorar las ventas de sus productos.

Comencemos con la influencia tecnológica en la mejora de los procesos internos tales como comunicación interna, sistemas de administración y control, y distribución de la información.

El ambiente laboral ha sido sufrido cambios radicales; hemos visto la rápida progresión de lo que era hace cinco, diez o quince años. Uno de los efectos de esta evolución es la posibilidad de trabajar desde cualquier parte del mundo, sin importar las limitantes tradicionales y con el único requisito de conectarse a internet.

Detrás de todos estos avances notamos un hilo conductor: el trabajo colaborativo en la nube. Este término se refiere al conjunto de aplicaciones web que permiten a las empresas y sus colaboradores trabajar en los proyectos inmobiliarios desde una plataforma móvil y obtener resultados asombrosos en tiempos que serían impensables hace diez años.

Para aterrizar estas ideas, podemos citar casos concretos como el de Orange Investments, empresa que siempre ha procurado la adopción de tecnologías para aumentar su rentabilidad y entregar a sus clientes un mayor valor tangible en cada fase de los proyectos.

Orange Investments ha adoptado estas herramientas de forma creativa, lo que le ha permitido colaborar de forma directa y en tiempo real con sus clientes y proveedores mediante plataformas de administración de proyectos en línea. Estas le facilitan al personal realizar y asignar tareas, presentar entregables, colaborar con varios compañeros en un mismo archivo, estandarizar agendas y calendarios, así como utilizar herramientas de comunicación interna. Por su cuenta, el inversionista puede ingresar a la plataforma, abrir los documentos de relevancia y revisar las fechas de las siguientes juntas de resultados. Esta transparencia posibilita también que el cliente evalúe, a su paso y con sus recursos, los avances de su inversión e interactúe sobre los documentos entregados.

Los procesos internos se benefician con el hecho de que los colaboradores de Orange puedan asignar tareas con fechas de entrega y así cumplan con los tiempos requeridos; también ayuda a llevar un registro de las horas dedicadas a cada actividad, monitorear el correcto y eficiente ejercicio de los recursos financieros y realizar los reportes pertinentes que indiquen el avance del proyecto. Todo, con la finalidad de maximizar la tasa interna de retorno del desarrollo.

Otro aspecto muy importante de estas prácticas es facilitar la planeación mediante modelos financieros y sistemas de control presupuestal; estas últimas son tareas fundamentales durante la vida de un proyecto, ya que regirán su éxito o fracaso financiero. Los sistemas antes mencionados además brindan un mejor entendimiento de las necesidades financieras del proyecto, así como del mejor enfoque para cumplir las expectativas de los compradores.

Como sabemos, el éxito no solo depende de una adecuada planeación financiera y una ejecución impecable de los recursos, sino también de la solución que ofrezca según las necesidades del mercado meta al que nos dirigimos; esto se logra definiendo bien el segmento al que atacaremos y presentando una clara respuesta al mercado. Si nuestro mercado es sofisticado —que sabe y aprecia la tecnología y que sobre todo es capaz de pagarla— existen nuevas alternativas para enamorarlo.

Una de ellas es la realidad virtual, que está revolucionando la manera de comercializar proyectos inmobiliarios. Las capacidades de los equipos actuales superan por mucho los habidos hace poco más de dos años en todo el país. Ahora se pueden proyectar edificios completos y el potencial comprador se sumerge en la totalidad del desarrollo desde una sala diseñada para vivir la experiencia de una unidad de venta en dimensiones sin precedentes.

Además de visitar las diferentes unidades muestra, el cliente puede interactuar con el departamento: abrir y cerrar ventanas, grifos, regaderas, encender estufas, televisores, navegar libremente por el espacio virtual y, aún más interesante, personalizar a su propio gusto el color de paredes, acabados y un sinfín de detalles.

El objetivo principal de la interacción es emocionar al posible comprador con las nuevas unidades en venta, al mostrarles un adelanto fidedigno de las amenidades y las características de su unidad. Tan precisos son estos sistemas que, si el usuario se acerca a una mesa, podrá ver los detalles de la textura y la veta de la madera. Esto permite vivir la experiencia de la unidad mucho antes de que sea construida.

Otra ventaja notable de esta tecnología es la capacidad de replicar los puntos de venta virtuales en todo el país. Es decir, una vez generada la totalidad de un edificio o de una unidad, se instala el programa interactivo en un equipo de cómputo, junto con los accesorios requeridos para la virtualización y ¡listo! El showroom virtual puede instalarse en cualquier ubicación del país, ampliando así el abanico de posibilidades de comercialización. Esta posibilidad de fácil dispersión nos permite apuntar más fino, pues facilita el acercamiento a los lugares preferidos por nuestro mercado meta. Imaginemos lo siguiente: un showroom físico dentro del lugar del desarrollo con un apartado de realidad virtual, donde el comprador podrá personalizar su unidad; adicionalmente, un kiosco en un centro comercial de una ciudad foránea para que el mercado meta conozca virtualmente el desarrollo y lo modifique a su gusto. Por una inversión mínima, se puede replicar casi al 100 por ciento la experiencia del punto de venta físico en muchas locaciones y, por tanto, extender el alcance del proyecto más allá de su origen.

Así, vemos como las aplicaciones y la creatividad pueden originar ventajas competitivas para las empresas. Sin embargo, como con toda herramienta, conseguir el impacto deseado depende de que se acompañe de una adecuada planeación, ejecución y control, a fin de medir sus alcances y su nivel de rentabilidad. Si no genera rédito, la tecnología terminará, como muchas ideas, en un borrador sin condiciones de despegue.

En Ollie nos especializamos en lograr que la tecnología cree un valor tangible y rentable para nuestros clientes. Nos fascinaría ayudar con cualquier requerimiento tecnológico para tu empresa.

Guillermo Llaguno
memo@ollie.mx

Photo by Seb Zurcher

Categories

Orange News
Real Estate Intelligence
Development
Commercial Strategy
Capital Markets
Other
All